DIY. Cajitas San Valentín

¡Hola!

Por fin hemos pasado Enero y su temida cuesta y ha llegado Febrero, un mes muuuy romántico y cargado de risas gracias a los carnavales.

A pesar de lo que muchos podáis pensar, vamos con el tiempo justo para preparar todo todito lo necesario para un San Valentín romanticón acompañado por los peques de la casa, así que ya iba siendo hora de un DIY acorde a la fecha.

La de hoy es una manualidad sacada de practically functional que me ha encantado por lo requetebonita que es y porque hecha mano de esos rollos de papel tan habituales en este blog. Así que, como siempre, transformando para entretener, vamos a ponernos manos a la obra con este DIY.

Se trata de unas Cajitas Almohada que nos servirán para regalar todos aquellos detalles pequeñitos que se nos ocurran, desde caramelos hasta mensajitos de amor, el límite lo pones tú.

DIY Valentines Pillow Boxes

Los materiales que vamos a necesitar son:

– Rollos de papel higiénico gastados.

– Papel de regalo, papeles de colores, washi tape o cualquier otro papel que tengáis por casa y que os guste.

– Baker´s twine (o cualquier cinta mona que tengáis por casa).

– Tijeras.

– Pegamento de barra.

Ahora sólo hay que ponerse manos a la obra. Aquí tenéis los pasos que Jessi ha ido fotografiando de maravilla.

1. Aplastamos el tubo con los dedos y doblamos hacia dentro los extremos.

tubo de papel

2. Decoramos con el papel que hayamos elegido cortando un trozo lo bastante grande como para crear una franja en el centro de nuestra cajita y fijándolo con el pegamento de barra.

decorar tubo

3. Añadimos el Baker´s twine o cualquier otra cinta mona que tengamos por casa.

tubo con cinta

4. Rellenamos con aquello que queramos regalar y ¡listo!

cajitas terminadas

Con esta manualidad los peques se entretienen un montón y además nosotros vamos preparando los regalitos para San Valentín.

Espero que os haya gustado y nosotros nos vemos en el próximo post.

¡Besos!

DIY: Árbol de Navidad

¡¡Hola!!

Vuelvo a retomar los DIY para estas navidades y hoy os traigo unos árboles de navidad muuuuy apañaditos. A los peques les encantan las manualidades y todo lo que tiene que ver con hacer sus adornos navideños. Qué mejor que tener su propio árbol de navidad para poder colocarlo en su habitación y que lo disfruten sin parar.

Estoy segura que entre todos los elegidos cada uno tendrá su preferido así que ¿a qué esperas? Echa un vistazo y ¡manos a la obra!

árbol cartulina

Para realizar estos árboles tan chulos haz un cono con un trozo de cartulina blanca. Busca todos los papeles verdes que tengas por casa (o échale imaginación y hazlo de colores) y recórtalos formando círculos de diferentes tamaños. Cuando lo tengas todo es hora de que te inspires un poco y comiences a pegar. ¿A que es fácil?

Para el siguiente árbol de navidad sólo necesitáis piñas y un poco de pintura verde. Podéis decorarlo con bolitas o con pequeños botones de colores. Si añadís un poco de purpurina os quedará genial.

árbol piñas

Bueno, ¿que vosotros sois más minimalistas? No hay ningún problema. Un poco de cartón y unos recortes de papel o algo de washi tape es todo lo que necesitaréis para el siguiente árbol.

árbol cartón

¿Que tenéis cartulinas de colores y no sabéis qué hacer con ellas?…. pues chica, ¡¡¡un árbol!!!

árbol cartulina colores

Bueno, espero que os haya gustado la selección de árboles navideños diy y que elijáis alguno de ellos para la habitación de los peques porque no solo lo pasarán genial mientras lo fabricáis sino que también tendrán una decoración navideña chulísima en su propio dormitorio.

Contadme en los comentarios cuál es vuestro preferido y si os animáis a hacer alguno subid las fotos al facebook de Ludopeques para que todos podamos ver vuestras obras de arte.

¡Hasta el próximo post!

Fuentes: she look book, recyclart, minted, pinterest.

DIY: decora tu material escolar

Septiembre ya está a la vuelta de la esquina, y con él llegan las tardes más cortas, en las que refresca, los primeros pijamas de manga larga, el final del verano, los últimos paseos por la orilla de la playa y la vuelta al cole, con los reencuentros, las anécdotas y el nuevo material escolar.

Para eso estoy hoy aquí, para convertir el material escolar de los peques en una manualidad familiar y en un complemento especial y personalizado. Hoy, con ayuda de algunos tutoriales que he encontrado por la red vamos a decorar de manera personalizada el material escolar de los peques, para que el comienzo del curso esté cargado de energía y buen rollo.

back school

Para la primera manualidad vamos a necesitar una carpeta de cartón o un cuaderno y diverso material para decorar. Podemos usar papel kraft, washi tape, clips de colores, y todas las monerías que se nos ocurran o podemos fabricar nuestra propia decoración con cinta de doble cara, temperas, papel de regalo, …

 Si decidimos fabricar nuestro propio washi tape sólo tenemos que imprimir una imagen que nos guste sobre un folio, recortarla y pegarla por una cara de la cinta de doble cara. Luego sólo tendremos que pegarla sobre la carpeta ¡y listo! También podemos usar el mismo método con papel de regalo de un estampado chulo. Para los sellos de colores podemos usar cualquier elemento que tengamos en  casa, el este caso es una manzana cortada por la mitad, que al mojarla en las temperas se convierte en un auténtico estampador.

 back school2

Fuente: Petit Style

También podemos usar otros materiales:

Sellos de patata2

Sellos con lápices

Fuente: es.paperblog.com

Ahora vamos a decorar los lápices con ayuda de los washi tapes que más os gusten.

Fuente: thepinkdoormat.blogspot.com.es

Por último decoraremos nuestra agenda con tela. Sólo necesitaremos silicona caliente, pegamento (cola), un resto de tela (más o menos del tamaño de la agenda) que sea bien bonito y otro más pequeño que usaremos a modo de cinta para mantener nuestra agenda cerrada.

Pega la tela sobre la tapa de la agenda. Vuelve a poner cola sobre ella para que endurezca y no se nos estropee. Cuando todo esté seco añade la cinta para cerrar la agenda mediante con ayuda de la silicona caliente.

Fuente: makeit-loveit.com

Bueno, manos a la obra, ahora sólo queda ponerlo todo en práctica, ¡Ánimo!