Disfraces de última hora

Imagino que habrá muchas mamis super previsoras que ya tendrán todo más que preparado en lo que a disfraces y carnaval se refiere. Peeeeero, habrá otras muchas que a estas alturas todavía no tengan un disfraz pensado para su peque o que se hayan animado a última hora a ir a una fiestecilla de disfraces con el retoño.

Pues bien, para estas últimas aquí os traigo unas ideas que he visto por la red y que me parecen fantásticas. No me pueden gustar más, tanto por lo originales que son como por lo sencillísimas de hacer.

Como no podía ser de otra forma comenzamos con un disfraz super fácil para el que vais a necesitar rollos de papel higiénico, ¿que para qué? Aquí lo tenéis:

Peluca rollos de papel

Fácil ¿verdad? Pues vamos con otro que os dará ganas de comeros al peque. Un poco de fieltro y ¡tachán!

Huevo frito

Ahora toca poner a la peque bien mona y con un poco de cartón mirad que disfraz tan conseguido:

Muñeca de cuerda

Que queréis convertir al retoño en un algodón de azúcar… muy fácil, en craft-with-confidence os dan el paso a paso de este disfraz tan chulo.

Algodón de azúcar

Si os hacéis con una camiseta de superman y unas buenas gafas ya lo tenéis prácticamente todo para este disfraz.

Superman

Si lo vuestro es la cultura oriental aquí vienen dos propuestas que os van a encantar, os lo aseguro.

Sushi

Ummm, ¡qué rico!

Sumo

Y si lo que os gusta es el rollo deportivo lo tenéis facilísimo.

Gimnasta

Si pincháis en cada imagen os llevará directamente al sitio de donde las he sacado.

Pues ya está, solucionado, no me digáis que no es fácil hacer uno de estos disfraces incluso con un poquitín de prisa (como es el caso). Ya no hay excusas para no salir con el peque a pasarlo bien en estos carnavales así que elige el tuyo y ¡a disfrutar!

En los comentarios me contáis cuál os ha gustado más o, si sois de esas madres prevenidas, de qué disfrazaréis a vuestro peque este carnaval.

Un besazo y ¡hasta el próximo post!

DIY: Árbol de Navidad de fieltro

Seguimos preparándonos para la Navidad y hoy os quiero enseñar una manualidad que he visto por internet para la habitación de los peques: un árbol de Navidad de fieltro. La única diferencia es que nosotros vamos a convertirlo en un juego educativo, ya que estamos habrá que aprovechar ¿no?

¿Estáis preparados?

Árbol de fieltro

 

Los materiales que vamos a necesitar son:

– Fieltro. Necesitaremos un trozo bien grandote de fieltro verde, al menos 1,5 metros (por favor, elegid bien el color verde, que no queremos que parezca un fluorescente, en los multiprecios ya se sabe…). También vamos a necesitar fieltro de varios colores. Esto es a gusto de cada uno pero, teniendo en cuenta que es un árbol navideño… yo no digo nada… ¡Un poco de cordura!

– Pegamento

– Tijeras

– Velcro

– Lápiz, bolígrafo, jaboncillo para tela (o cualquier cosa con la que os apañéis para pintar sobre el fieltro)

– Cinta adhesiva de doble cara (vale cualquiera, pero si queréis ser superfinos y monísimos podéis comprar la que anuncia la chica de Decogarden, qué mona ella y así tenéis seguro que vuestra pared quedará intacta cuando ya estéis hasta el moño de árbol)

¡¡Comenzamos!!

Como en todo lo que hacemos, aquí tienes que echar mano de tus dotes artísticas, así que desempolva el lápiz y manos a la obra, a dibujar un árbol bien bonito.

Cuando lo tengáis sólo hay que recortarlo y pegarlo a la pared con cinta de doble cara. A menos que tengáis un terremoto por hijo, esto aguantará de sobra toda la Navidad.

Ahora toca la decoración del árbol. Aquí es donde nosotros vamos a añadir una parte educativa para que los peques además de divertirse aprendan a clasificar.

Recorta formas cuadradas y rectangulares a modo de regalos navideños (fíjate en la foto). Si quieres enseñarle los colores, recorta cuadrados de diferente color. Si queréis enseñarle formas, en lugar de recortar los regalos de forma cuadrada y rectangular, añade regalos redondos y de todas las formas que quieres que el peque aprenda.

Yo me decanto por los colores, así que una vez que tengas los cuadrados (cada uno de un color) pégales velcro en 3 de sus laterales. Esto hará que cuando lo coloquemos en el árbol se forme una especie de “bolsillo” que queda abierto por la parte superior.

NOTA: Si sois mañosas con la costura podéis ahorraros el velcro en este paso y coser los bolsillos-regalos al árbol directamente. También podéis coser el velcro al fieltro en lugar de pegarlo con pegamento.

Pues bien, lo demás es coser y cantar. Dibuja y recorta adornos navideños de diferentes colores. Pégales el velcro e introduce cada cual en el regalo correspondiente (según su color).

Ahora sólo queda jugar y aprender. Decora el árbol con el peque pegando los adornos y a la hora de terminar haz que guarde cada adorno en su “bolsillo” correspondiente, de manera que aprenda a clasificar por colores.

Espero que os haya gustado tanto como a mi la idea de tener un árbol en la habitación del peque y que además podamos enseñarle los colores mientras se divierte. ¡Hasta el próximo post!

Fuente: solandrachel.com

 

DIY: decora tu material escolar

Septiembre avanza rapidísimo y los primeros días de clase casi se pueden avistar. Desde Ludopeques seguimos preparando la vuelta al cole y para eso os traigo algunas ideas más para personalizar vuestro material escolar.

Empezaremos por unas manzanas muy divertidas que van a mantener nuestros cuadernos bien cerrados. Vamos a necesitar:

manzanas sujeta libros

– Una plantilla con la forma de manzana que deseéis (sólo tenéis que dibujarla sobre una cartulina del modo que más os guste y siempre teniendo en cuenta el tamaño de la libreta que queremos decorar).

– Fieltro rojo, verde, blanco y crema.

– Hilos de los mismos colores que el fieltro.

– Una goma elástica (podéis elegirla blanca como en la imagen o de el color que más os guste).

Cuando tengamos las plantillas dibujadas y cortadas sólo tendremos que cortar las piezas de fieltro necesarias. Para la manzana más completa (la que nos deja ver el corazón) necesitaremos 2 piezas grandes de manzana roja, una blanca de manzana más pequeña, un centro de crema y una hoja verde.

Corta también un trozo de goma elástica que se ajuste cómodamente alrededor del cuaderno (no demasiado suelta y no demasiado apretada).

Ya lo tenemos todo. Ahora sólo hay que seguir los pasos:

1. Pon la manzana blanca sobre uno de los trozos de manzana roja y realiza un pespunte alrededor de todo el borde con el hilo blanco.

2. Pon el trocito color crema (que será el corazón de la manzana) sobre el trozo de manzana color blanco y cóselo con cuatro puntadas de color marrón.

Cuando lo hayas completado cose las dos piezas de color rojo (la que acabas de terminar y la otra que sólo será roja), dejando la goma elástica entre las dos y asegurándote de que quede bien sujeta. Realiza un pespunte alrededor de las manzanas rojas para unirlas.

3. Cose la hoja verde al elástico con hilo del mismo color para fijarla y que no se caiga.

manzana paso a paso

Para realizar los otros dos modelos de manzana el trabajo será mucho más sencillo. Sólo tienes que cortar dos partes iguales (en color verde o rojo) y una hoja.  Une ambas partes dejando la goma elástica entre ellas y luego cose la hoja a la goma tal y como hemos hecho antes.

manzana sujeta libros

Fuente: dosmallthingswithlove

Ya tenemos los cuadernos bien cerrados, ahora les toca el turno a los lápices. Para que todos estén en orden y nos sea facilísimo transportarlos (y además bien cuqui que queda) vamos a fabricar una manta para lápices.

manta para lápices

Para la manta vamos a necesitar:

– 24 lápices de colores

– Fieltro 90cmx35cm aproximadamente (del color que más os guste, al final sobrará, pero más vale coger un trozo grande)

– Regla

– Tiza para tela o algún marcador que luego podamos limpiar y no se vea.

– Cúter

– 90 centímetros de cordón

Si queréis que el fieltro quede más resistente y algo más duro sólo tenéis que lavarlo con agua caliente y meterlo en la secadora hasta que esté casi seco.

Ahora haremos marcas a modo de guiones de medio centímetro aproximadamente, dejando un centímetro entre cada una de ellas.

Repetiremos este paso hasta tener 5 filas de guiones, que más o menos serán a 2,5 cm del borde inferior del fieltro, a 6,5 cm, a 7,5 cm, a 11,5 cm y a 12,5 cm del borde inferior del fieltro.

Cuando tengamos los guiones, para los 24 lápices, señalados los cortaremos con la ayuda del cúter.

Si tras completar los 24 lápices te ha sobrado fieltro corta con el cúter y con la ayuda de la regla todo lo que te haya sobrado.

Haz un agujero en uno de los extremos de la manta procurando que quede centrado. Coge el cordón y dóblalo por la mitad. Doblado pásalo a través del agujero y haz un nudo para que no se salga.

cordón manta de lápices

Listo, ahora sólo tienes que enrollar la manta y hacer una lazada con el cordón alrededor para que se mantenga sujeta.

Fuente: smallfriendly

Seguimos, que este que viene ahora es muy sencillito. Se trata de convertir un lápiz soso en un lápiz super chulo.

lápiz color

Vamos a necesitar:

– Lápices sosos y aburridos (pero que tengan la parte de atrás plana)

– Cola blanca o cualquier otro pegamento que tengáis a mano

– Brillitos de colores

Es más que fácil, sólo tenemos que pegar un brillito del color que más nos guste en el extremo plano de nuestro lápiz. ¡Listo!

Fuente: agusyornet

Bueno, espero que os sirva de ayuda y que me contéis si lo habéis intentado y qué tal os ha salido. Si tenéis nuevas ideas estaré encantada de leerlas en los comentarios.

¡Hasta el siguiente post!