DIY: ¡Pelotas Saltarinas!

Con estos días de lluvia la cosa no está como para salir a la calle con los peques y dejar que se diviertan en el parque. Hoy os propongo una manualidad que os aseguro que les va a encantar tanto en su proceso como en su resultado. Vamos a fabricar nuestras propias pelotas saltarinas. ¿A qué niño no le gustan estas pelotas? Y ya que no podemos andar por ahí de terracitas en las que poder comprarles una para que se entretengan, al menos, podemos tener nuestras propias bolas saltarinas made in nuestra casa.

SONY DSC

Para nuestras pelotas saltarinas vamos a necesitar:

  • 1 cuchara de plástico
  • 2 vasos de plástico
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • ½ cucharadita de bórax (es un polvo blanco que se puede comprar en droguerías o farmacias y que ya usamos anteriormente para fabricar un Flubber aquí)
  • 1 cucharada de maicena
  • Colorante de alimentos y purpurina (opcional)
  • 1 cucharada de pegamento (el pegamento blanco hará una pelota opaca, el pegamento transparente hará una pelota transparente y el pegamento con purpurina hará una pelota brillante)

Vamos con la elaboración:

En uno de los vasos de plástico añade agua caliente, bórax y el colorante, en caso de que decidas usarlo. Ten en cuenta que si optas por usar pegamento de purpurina no deberás usar ningún tipo de colorante ya que dicho pegamento suele tener color.

Agita la mezcla.

En el otro vaso vierte el pegamento. Añade la maicena y ½ cucharadita de la mezcla de bórax que acabas de hacer. Cuenta hasta 15 antes de agitar la mezcla. Una vez contado remueve con la cuchara de plástico hasta que la mezcla se vuelva espesa y muy difícil de agitar.

Sala la mezcla del vaso y dale forma rodándola hasta formar una pelota con las manos.

Y, como diría mi peque…… ¡Tachánnnnn! Ya tienes tu pelota saltarina.

Pelotas saltarinas 2

No ha sido tan difícil ¿verdad? Sólo tenemos que hacernos con el bórax en una droguería y estaremos preparadas para un montón de manualidades súper chulas.

Acuérdate de guardar las pelotas en un recipiente hermético siempre que no las vayas a usar para que no se endurezcan y pierdan el bote.

Y con esto y un bizcocho… ¡Hasta el próximo post!

DIY: ¡Fabrica tu propio Flubber!

Aiiins, cuánto tiempo sin pasarme por aquí. Últimamente estoy tan liada que no saco tiempo para nada, peeeeeeroooo… …el otro día, echando un vistazo por internet, me topé con algo que hoy quiero compartir con vosotros, porque no os podéis imaginar la ilusión que me hizo (quizá porque pertenece a mi infancia y me gusta recordarla).

Me topé con la receta perfecta para obtener un… ¡¡¡¡FLUBBER!!!!

Seguro que habrá quien piense que es una tontería, pero, oiga, a mi me hizo tremenda ilusión, así que, por si hay alguien por aquí a quien le interese tener un Flubber totalmente personalizado, os dejo la recetina.

Para este amigo tan pringoso necesitaremos:

– 2 tazas de cola blanca (cuanto más espesa y baratita mejor).

– 1 taza y media de agua tibia.

– 3 cucharaditas de Borax (es un polvo blanco que se puede comprar en droguerías o farmacias). Las cucharadas de Borax irán disueltas en 1 tacita de agua tibia.

– Colorante para alimentos o alguna pintura líquida que tengáis por casa (de manualidades). Esto sólo en caso de que queráis que vuestro Flubber tenga un color bien chulo.

Mezcla FlubberFuente: Sequoia Kim

Para obtener nuestro Flubber debemos hacer dos mezclas.

Mezcla 1:

Echa en un bol las tazas de cola blanca, la taza y media de agua tibia y la pintura o colorante para alimentos (en caso de que no queráis que vuestro Flubber sea blanco). Mezcla bien.

Mezcla 2:

Disuelve las 3 cucharadas de Borax en un poco de agua tibia.

¡Genial!, una vez tengamos las dos mezclas sólo tenemos que unirlas. Cuando añadáis La mezcla 2 notaréis que el Flubber toma forma de una manera extremadamente rápida. Escurrid el agua sobrante y ¡Listo!

Espero que disfrutéis de esta manualidad y que os “pringuéis” todo lo que podáis y más. ¡Hasta el próximo post!

Fuente: Frugal Fun Challenge