La búsqueda del tesoro

¡¡Hola mis Peter Pan!!

¡¡¡Ya están aquí las vacaciones de verano!!!

Y con ellas… ¡¡Las notas!! Tras un duro año de deberes y estudios nuestros peques vienen deseosos de enseñar el resultado de tanto esfuerzo. Y es ahora cuando aparecen esas caras de expectativa ante las reacciones de los papis y la ilusión del ¿cómo lo habré hecho?

Pues bien, para eso estamos hoy aquí, para ponernos manos a la obra y recompensar a nuestros peques por todo el trabajazo realizado durante los meses de cole.

Ahora bien, no confundamos recompensar con COMPRAR. Son conceptos totalmente diferentes y que no deben mezclarse entre sí. Si bien un regalo físico podría ser una recompensa, no pretendemos aquí convertir las notas en una excusa para el consumismo.

Piensa en un regalo que haría feliz a tu peque, pero procura siempre que tenga que ver con pasar tiempo con él. Por ejemplo podríamos regalarle una tarde de cine con la familia o una fiesta de pijamas con sus amigos en casa. Nada de consolas, ordenadores ni ninguna otra cosa que haga de nuestro niño una máquina. Los niños agradecen cualquier regalo, pero lo que más necesitan es nuestra compañía.

Pues bien, ahora viene lo importante y lo que hará que este regalo sea inolvidable.

¡¡Vamos a convertirlo en una búsqueda del tesoro!!

Queridos Peter Pan, esto que, a priori, parece tan laborioso sólo requiere de un poco de tiempo y dedicación, y ¿quién no dispone de eso para hacer feliz a su peque?

Lo primero es elegir el sitio donde queramos realizar la búsqueda. Puede ser en casa, en el parque, en casa de los abuelos o cualquier otro sitio que os resulte accesible y os guste a vosotros y a vuestros Niños Perdidos.

Si el premio que habéis elegido como regalo de notas es, por ejemplo, una fiesta de pijamas en casa, debéis preparar un “Vale Regalo” por dicho premio para esconderlo. Lo mismo para entradas o cualquier otra cosa que a vuestra imaginación se le ocurra. Para esconderlo haceros con una caja de zapatos y forrarla con un papel brillante. Introduciremos el premio dentro sin olvidarnos de añadir algunas monedas de chocolate.

Elige un tema. Si a tu peque le gustan los piratas, elige una temática pirata, si le gustan las princesas, pues de princesas, y así con cualquier cosa que llame la atención de vuestro pequeño Niño Perdido.

Para el comienzo de la búsqueda tendremos que redactar una carta dirigida a nuestro peque en la que el personaje elegido (princesa, pirata, caballero,…) le explique que le espera un gran tesoro por tener esas notazas pero que está escondido en algún lugar de la casa (parque, casa de los abuelos o escenario que hayáis escogido para la ocasión) y que deberá ir encontrando las pistas que le lleven hasta él. Añade a esta carta la primera pista para que empiece el juego.

Y ahora viene lo más complicado y a la vez más divertido, mis queridos Peter, ¡la elaboración de las pistas o enigmas! La búsqueda será más difícil cuantos más enigmas preparéis. Esto por lo tanto dependerá de la edad de vuestros peques y de la cantidad de tiempo que queráis dedicarle al juego.

¿Cómo elaborar una pista?

Si los niños son muy pequeños… hacemos fotos de los lugares dónde dejaremos las pistas. Luego recortamos cada foto en varios trozos a modo de puzzle y los guardamos en sobres. De esta forma cada sobre encontrado les mostrará (tras unir las piezas) el siguiente lugar a explorar hasta encontrar en el último de ellos el tesoro. Colocaremos los sobres con cinta adhesiva tras la puerta, debajo de una silla, dentro de un cajón o de un armario, para que resulte más complicado llegar hasta él.

Si los niños son más grandes… las piezas de puzzle nos valdrán para una de las pistas, pero podemos usar muchas más, como jeroglíficos o adivinanzas que les ayuden a llegar al lugar donde se encuentra el siguiente enigma. También podemos usar códigos secretos.

Para realizar un código secreto elige una serie de imágenes e imprímelas. Luego asigna cada imagen a una letra del abecedario. Cuando lo tengas sólo tendrás que formar la palabra que deseas que adivine con las imágenes y así tu pequeño Niño Perdido, con la ayuda de la guía de imágenes y letras podrá descifrarla sin ninguna dificultad.

Por último también podemos llevar a cabo frases codificadas en las que, por ejemplo, sólo tengan que leer una de cada dos letras para adivinar dónde se oculta la próxima pista del juego (CJORCYIWNXAM = COCINA).

¡Con todo lo anterior ya estáis listos para organizar vuestra propia búsqueda del tesoro y hacer de estas notas las más especiales para vuestro peque!

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s